«Etna Eleva su Actividad Eruptiva: Guía para Empresas en Análisis y Mitigación del Riesgo Volcánico»

Una impresionante imagen de lava sobre nieve nos deja el volcán Etna, el más activo de Europa, situado en Sicilia, Italia. Debido a las recientes emisiones de lava y temblores, Italia ha elevado la alerta del volcán a nivel amarillo, implicando una actividad eruptiva entre baja y media.

Protección Civil ha ordenado la transición de la alerta de nivel verde a amarillo y ha instado a sus equipos en Sicilia a tomar medidas de implementación de riesgos, especialmente para los excursionistas. Esta decisión se basa en el aumento de temblores y actividad estromboliana, con pequeñas emisiones de lava en el cráter.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología monitorea constantemente la situación a través del Observatorio del Etna. Protección Civil ha alertado sobre una situación de desequilibrio persistente en el volcán, independiente de las variaciones locales frecuentes.

La actividad del Etna se suma a la del volcán Estrómboli, que recientemente registró una nube de ceniza y explosiones en las Islas Eolias. Los episodios eruptivos del Etna han sido comunes, con cientos de ellos desde 1977, cubriendo de cenizas las localidades cercanas.

Análisis y Mitigación del Riesgo de Erupción Volcánica para Empresas

La reciente elevación de alerta del volcán Etna en Italia nos recuerda la importancia de que las empresas estén preparadas para enfrentar eventos naturales que puedan afectar su operatividad y la seguridad de sus empleados. Aquí, algunos aspectos clave para el análisis y mitigación del riesgo de erupción volcánica:

1. Evaluación del Riesgo

a. Identificación del Volcán y su Historia:

  • Investigar la proximidad del volcán a la ubicación de la empresa.
  • Conocer la historia de actividad del volcán (frecuencia de erupciones, magnitud, tipo de erupciones).

b. Análisis del Impacto Potencial:

  • Determinar los posibles efectos directos (flujo de lava, caída de cenizas, gases tóxicos).
  • Considerar los efectos indirectos (interrupciones en la cadena de suministro, evacuaciones, daños a infraestructura).

c. Mapas de Peligros:

  • Utilizar mapas de peligros volcánicos proporcionados por autoridades locales y científicas.
  • Identificar zonas de alto riesgo y las rutas de evacuación.

2. Planificación de la Respuesta

a. Plan de Continuidad del Negocio (BCP):

  • Desarrollar un BCP que incluya escenarios de erupción volcánica.
  • Establecer procedimientos para mantener operaciones críticas durante una emergencia.

b. Procedimientos de Evacuación:

  • Crear y ensayar planes de evacuación para empleados y visitantes.
  • Designar puntos de encuentro seguros y rutas de evacuación claras.

c. Comunicación de Emergencia:

  • Establecer un sistema de comunicación de emergencia para informar a empleados, clientes y proveedores.
  • Mantener una lista actualizada de contactos de emergencia.

3. Mitigación del Impacto

a. Infraestructura Resistente:

  • Asegurar que las edificaciones cumplan con las normas de construcción resistentes a erupciones.
  • Instalar filtros en sistemas de ventilación para proteger contra cenizas volcánicas.

b. Almacenamiento y Protección de Datos:

  • Implementar soluciones de almacenamiento de datos en la nube para asegurar la continuidad de la información.
  • Realizar copias de seguridad regulares y almacenarlas en ubicaciones seguras fuera del área de riesgo.

c. Seguros:

  • Revisar las pólizas de seguros para incluir cobertura contra daños causados por erupciones volcánicas.
  • Considerar seguros específicos para interrupciones del negocio.

4. Capacitación y Simulacros

a. Capacitación del Personal:

  • Capacitar a los empleados sobre los procedimientos de emergencia y evacuación.
  • Ofrecer talleres sobre cómo actuar durante una erupción volcánica.

b. Simulacros Regulares:

  • Realizar simulacros de evacuación periódicos para asegurar que todos los empleados conozcan el procedimiento.
  • Evaluar y mejorar los planes de respuesta basados en los resultados de los simulacros.

5. Colaboración con Autoridades y Comunidades

a. Coordinación con Autoridades Locales:

  • Mantener una comunicación constante con las autoridades locales y de protección civil.
  • Participar en las reuniones y entrenamientos organizados por las autoridades.

b. Apoyo a la Comunidad:

  • Colaborar con la comunidad en esfuerzos de preparación y respuesta.
  • Contribuir a la educación pública sobre los riesgos y las medidas de protección contra erupciones volcánicas.

6. Monitoreo y Alerta Temprana

a. Sistemas de Monitoreo:

  • Instalar sistemas de monitoreo de actividad volcánica y gases en colaboración con autoridades científicas.
  • Utilizar aplicaciones y servicios de alerta temprana para recibir información actualizada sobre la actividad volcánica.

b. Procedimientos de Alerta:

  • Establecer procedimientos claros para actuar en caso de recibir una alerta de actividad volcánica.
  • Definir criterios de activación de los planes de emergencia basados en diferentes niveles de alerta.

Implementar estas medidas ayudará a las empresas a estar mejor preparadas y a mitigar los riesgos asociados con una erupción volcánica, protegiendo tanto a los empleados como a la continuidad del negocio.


Mantente informado y preparado para enfrentar cualquier eventualidad natural que pueda poner en riesgo tu empresa. En El Mundo Cambió, seguimos comprometidos con la seguridad y la protección ciudadana.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido